Dr. Carlos Sánchez Viamonte

"Es frecuente el error de confundir la política -que es un arte- con el civismo, que es una virtud."

19 de diciembre de 1967.


¡Libertad! Imagen primitiva de la vida, multicolor y multiforme, extendida sobre el haz de la tierra como una singular reverberación de la luz; atributo misterioso y fecundo de las personalidades, bajo el arco comprensivo y categórico de las leyes de la naturaleza; autosugestión prodigiosa y dignificante que hace a los hombres, como diose, dueños de alguna parte ínfima del destino; potente aspiración que ensancha el pecho y amplía indefinidamente el horizonte; modesta pretensión del sentimiento que quiere cerrar el círculo perfumado de sus caprichosas espirales; límite impreciso de la parte con el todo, de lo propio con lo extraño, de la íntima satisfacción con la externa irresponsabilidad; de la ruta florida y ascendente con la oquedad de la selva llena de peligros inciertos.
Platillo de la balanza inclinado hacia el bien por natural gravitación de su perdurable eficacia; impulso siempre generoso y expansivo; agua clara de la fuente, que corre, como un espejo ondulante, bajo el cielo azul.
¡Libertad! Madre de la verdad y de la belleza, yo te invoco como mi diosa tutelar y elevo a ti mi plegaria serena de nuestro derecho, poniendo bajo la égida de tus propicias manos el secreto augural de la victoria.

La Plata, mayo de 1915.


© Copyright 2009-2012  Nietos de Carlos Sánchez Viamonte

Desarrollado por Temperley